Inspiración para tu buen vivir
hacienda ads

Juana de Aizpuru nos abre las puertas de su galería


La reina de la galería, Juana de Aizpuru nos abre las puertas de su galería para hablarnos de arte contemporáneo, y de la vida

Carismática, experta, poco diplomática y muy divertida. Así es la mujer que creó ARCO, y que ha luchado con garra para que la sociedad de su tiempo se abra de par en par a su gran pasión: el arte contemporáneo. Conocida y reconocida en el mundo entero dentro de su sector, ha regentado dos galerías durante más de 30 años y se ha codeado con los mejores artistas del último siglo. Ahí van 10 preguntas a un personaje que sin duda, no deja de sorprender.

¿Por qué mucha gente dice que ” no entiende” el arte contemporáneo?

El arte es el mismo, pero va evolucionando igual que la sociedad. Sin embargo, muchos asocian arte con unas imágenes que les enseñaron de pequeños, como las Meninas o La Maja Desnuda y La Maja Vestida y éstos son los cánones que le valen para toda la vida. Pero el artista de hoy, que responde a su tiempo, no puede dibujar “nubecitas” o riachuelos porque estamos en la época de la robótica. Ahora bien, ¿realmente entienden el arte histórico? Las Meninas le gusta a todo el mundo y Las Meninas no lo entiende nadie. Aún no se sabe realmente qué quería transmitir Velázquez. Sin embargo, encontramos la belleza en el perrito que parece que se sale, la luz, la grandiosidad de los vestidos, etc,  parece que todos estos elementos que son anécdotas, satisfacen al público. El arte contemporáneo no tiene anécdota, tiene concepto. Es sentimiento. Pero lo que hacía Velázquez también. Él se valió de esas Meninas para retransmitirnos unos sentimientos de rechazo, de amor, de compasión…

¿Algún truco para quien no lo entiende y quiera hacerlo?

No hay que ir con una estrategia o algo preconcebido. Hay que olvidar todo lo que sabes, todo lo que has visto y abrirte de nuevo. Si lo ha hecho un contemporáneo nuestro, está sintiendo algo parecido a lo que nosotros sentimos. Por eso es precisamente mucho más fácil contactar con el arte contemporáneo que con aquello que vemos en el Prado.

Dicen de ti que eres “poco diplomática”. ¿Es cierto?

Sí, eso dicen (risas). Te cuento. A mí los proyectos a estas alturas no me suponen ningún problema, los veo como ya algo hechos. Ahora mismo tengo dos muy bonitos en mente y los tengo en mi cabeza más que madurados, no me costaría nada sacarlos adelante. El problema viene cuando hay que luchar y convencer de cosas absurdas a los demás. Ya no me apetece. Un amigo me decía que el 80% de tus energías, inteligencia y capacidad había que emplearlas para defenderte de tus enemigos, mientras que el 20% crearía el proyecto. Yo nunca he admitido eso: si crees que un proyecto es bueno precisamente también para los demás, ¿por qué tener que desgastarte de esa forma? Así que sí, soy poco diplomática, despierto enseguida ciertas envidias, pero hago lo que creo y ya está.

En tu galería, ¿qué te gusta exhibir?

No sigo ninguna línea, soy muy ecléctica, igual me da abstracto, figurativo, foto, pinturo… Les exijo calidad, que me inquieten, que me digan algo nuevo. Ahí es cuando podemos empezar a hablar.

Cada vez hay más galerías online. ¿Qué opinas?

Creo que una galería requiere contacto directo. Cada uno puede hacer lo que le interese pero si no puedes vivir de cerca las obras, a mí no me llena. Además, creo que la labor que hace una galería tradicional es fundamental. Hace unos años éramos más de 70.000 metros cuadrados en España para dar cabida a artistas. El hecho de poner en contacto el arte contemporáneo con el público general y coleccionistas en particular es imprescindible. Si fuera todo online al cabo de diez años se habría ‘malformado’ de alguna manera la mente.

Dices que tú de quien más has aprendido es de los artistas. Y tú como galerista, ¿qué es lo mejor que les has dado?

Además de promoverle, llevarle a ferias, exponer su obra, etc, lo mejor que puede hacer un galerista por ellos es servirle de verdadero guía. No es fácil que escojan ese camino que les va a llevar a hacia aquella obra que les consolide, es un trabajo duro. Y ahí estamos los galeristas. ¿Cómo ayudarles? Comprendiéndoles, escuchándoles, hablándoles cuando ves que se está torciendo para que se auto-dirijan por la buena línea. Todo esto es lo mejor que puedo hacer por ellos.

Otra tendencia en arte en auge es hacer uso del ‘crowfundind’. ¿Qué te parece?

Puede ser algo interesante que ayude a los artistas e involucre a personas que a lo mejor de otra forma no lo harían. Eso sí, yo no lo utilizaría lo primero, porque no soy muy adicta a las nuevas tecnologías y lo segundo, porque el arte me parece tan personal, tan directo, que no sé si encajaría una herramienta así con esta filosofía.

Llevamos más de una hora de entrevista y la ilusión ‘se te sale por los ojos’. ¿Cómo la has mantenido esta pasión y éxito hasta hoy?

Tengo tan mala memoria, que sólo me queda re-inventarme cada día (risas). Re-inventar la vida y a mí misma. El futuro no tiene por qué ser una continuación del pasado, así que en cada momento, como no controlamos las circunstancias, tienes que ir inventando qué hacer dando, eso sí, lo mejor de ti misma. Con la Globalización aún hay más incertidumbre, no sabes qué puede venir desde arriba. Así que hay que ser como un atleta: hay que estar preparado para echar a correr conforme ves el terreno que vas a pisar. Ése es el truco.

Y a continuación, galería con cuatro imágenes que nos acercan un poco más a la vida y obra de esta heroína del arte contemporáneo.

Haras Mexican Restaurant Ad Logo

Leave a Reply

Predefined Skins

Primary Color

Background Color

Example Patterns

demo demo demo demo demo demo demo demo demo demo