Inspiración para tu buen vivir
hacienda ads

Fortalece y embellece tu cabello


Rizado o lacio, delgado o grueso, y rubio, café o castaño. Toda cabellera tiene sus propias características distintivas y debe ser tratada con el cuidado que merece para evitar que el estrés y los malos hábitos la debiliten y le quiten vitalidad. El pelo no es autosuficiente como quisiéramos creer, y nunca debemos engañarnos pensando que puede florecer solo. Un corte correcto en el momento adecuado, productos que le den nueva vida y una rutina de cuidados específica siempre marcarán la diferencia.

 

Es cierto que todas las cabelleras son difíciles de tratar. El cabello rizado casi siempre es rebelde, el lacio siempre se enreda, y no hablemos del grueso, que siempre es difícil de manejar. Si además agregas a la combinación un tinte o un ondulado, tendrás los ingredientes “necesarios” para un cabello quebradizo, opaco y débil. Para evitar todo esto debes cuidar constantemente tu pelo.

El cabello muy rizado y enredado depende sobre todo de la falta de hidratación y de la fuerza de cada mechón. En estos casos, la presencia de puntas abiertas se convierte en la confirmación de que el cabello está dañado. Sin embargo, los remedios son fáciles de poner en práctica. Deja que tu estilista corte las puntas abiertas para empezar de nuevo, y trata tu cabello con más cuidado utilizando productos que lo hagan más fuerte y luminoso.

Trata de no lavarlo todos los días, y si estuvieras obligada a hacerlo, diluye siempre el champú con agua tibia antes de aplicarlo. Masajea cuidadosamente la cabeza cuando la laves para estimular el flujo de sangre y oxígeno a las raíces, además de deshacerte de las células muertas y suavizar el cuero cabelludo. Después de lavar tu pelo con champú y enjuagarlo con agua abundante, hidrata con un acondicionador, dejando que trabaje durante algunos minutos; mientras esperas, cepilla tu cabello desde la raíz hasta las puntas con un peine de dientes amplios para eliminar los nudos. Enjuaga nuevamente y seca cuidadosamente tu pelo con una toalla, sin retorcerlo. Una vez a la semana aplica una mascarilla hidratante protectora, deja que trabaje durante algunos minutos y lava tu pelo con agua tibia.

Utilizando estas simples medidas, y protegiendo tu cabello de los rayos del sol, tu cabellera volverá a tener brillo y volumen.

Haras Mexican Restaurant Ad Logo

Leave a Reply

Predefined Skins

Primary Color

Background Color

Example Patterns

demo demo demo demo demo demo demo demo demo demo