Inspiración para tu buen vivir
hacienda ads

Cambia tu estado de ánimo a través de tu postura


Haz una pausa y observa tu postura y la de aquellos a tu alrededor. ¿Qué comunican? Por medio de ella hablamos aún cuando estamos callados. El lenguaje corporal comunica. La gente a tu alrededor recibe muchos mensajes conscientes o inconscientes a través de tus ademanes, gestos y postura, de eso se habla mucho; pero de lo que se habla poco es de que el lenguaje corporal también comunica hacia adentro.

 

¿Cómo? Muy sencillo…

Tu cerebro, encerrado dentro del cráneo, solamente puede enterarse de lo que sucede en el exterior, de lo que estás viviendo, a través de los siguientes informadores:

  1. Tus 5 sentidos regidos por ojos, oídos, piel, nariz y papilas gustativas.
  2. Tu voz interior, también conocida como mente o conciencia. Es decir, aquello que percibes de lo que vives, lo que le comunicas a tu cerebro a través del lenguaje que tienes contigo mismo.
  3. Tu cuerpo: gestos, ademanes, movimientos, postura.

Esto quiere decir que, si bien tenemos una propensión natural a ser reactivos y actuar de acuerdo a los impulsos que nos dicta nuestro cerebro más básico, conocido como reptiliano pues es la parte de la mente más antigua del proceso evolutivo que nos genera impulsos vitales (paralizarnos, huir o pelear) y emociones primarias (cólera, alegría, miedo y tristeza).  Sólo los seres humanos poseemos la capacidad de controlar esos impulsos, racionalizar y decidir. Esta capacidad nos la otorga la parte más moderna del cerebro que nos diferencia de otros seres vivos: el neocortex o corteza prefrontal.

 

¿Y esto que tiene que ver con la posibilidad de cambiar nuestro estado de ánimo a través de nuestra postura?

Tiene que ver en que en lugar de simplemente adaptar nuestro lenguaje corporal (como comúnmente lo hacemos) a la manera en que nos sentimos. Podemos decidir cómo sentirnos y dictarle a nuestro cerebro órdenes efectivas. Para ellos debemos de empezar por actuar o colocar una postura para que nuestro cerebro la perciba y entonces genere las emociones pertinentes a la situación que él cree que estamos viviendo. Es una mentirita piadosa que genera resultados inmediatos. Haz la prueba con las siguientes recomendaciones:

  • Adopta por dos minutos la postura de aquel estado de ánimo que necesitas. Estudios demuestran q la mente sigue al cuerpo.
  • Heredamos la postura de triunfo, no la aprendemos, la mente la entiende a la perfección. Actúala por unos minutos y cambia tu estado.

 

  • Coloca una postura de poder para que tu cerebro genere un estado interno de gran seguridad ante eso que estás a punto de vivir. Ese estado interno, provocado por aquella postura, alterará positivamente tus resultados.
  • Obsérvate en el espejo y haz una sonrisa tremendamente alegre, lo más real que puedas. Acabarás sintiéndote mejor pues la postura de los músculos en dicho gesto le comunicarán a tu cerebro que estás viviendo una situación de alegría, por ende tu cerebro generará los bioquímicos coherentes y tu estado interno cambiará realmente.

 

Sal 10 min al sol, párate de forma erguida, con la cabeza en alto, una postura de triunfo, una sonrisa grande y abre bien los ojos; la luz del sol tiene el potencial para cambiar tu estado de ánimo y hacerte sentir alegre y tranquilo. Sentirte así te llenará de carisma.

Haras Mexican Restaurant Ad Logo

Leave a Reply

Predefined Skins

Primary Color

Background Color

Example Patterns

demo demo demo demo demo demo demo demo demo demo